Se profundiza la persecusión política contra uno de los defensores de Milagro Sala

“Tras conocerse la resolución de la ONU el Gobierno de Jujuy profundiza la persecusión política y eleva a juicio una causa armada contra uno de los defensores de Milagro Sala”.

El mismo día en el que se conoció la resolución de la ONU en la que ordena al Estado Argentino liberar en forma inmediata a Milagro Sala tras considerar que su detención es arbitraria, el gobierno provincial profundizó la persecución política, ahora contra uno de los abogados defensores de la diputada del Parlasur, Luis Paz. El Ministerio Público de la Acusación, por orden directa del contador Gerardo Morales, emitió un requerimiento fiscal de elevación a juicio de una causa inventada contra el letrado que fue caratulada como “amenazas coactivas”, sin más prueba que el testimonio de la hija de Jorge Rafael Paes, vinculado a una de las causas contra Milagro Sala y que a pesar de estar procesado en dos instancias fue sobreseído por el juez residual Pablo Pullen Llermanos tras denunciar a la dirigente social. Luis Paz deberá concurrir a la Fiscalía de Investigación Penal N 4, ubicada en la calle Urquiza, para notificarse de la nueva resolución.

El Poder Judicial de Jujuy, cuestionado por falta de independencia por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias impulsa ahora un juicio contra uno de los abogados defensores de Milagro Sala, profundizando la persecución política que se vive en la provincia de Jujuy desde el 10 de diciembre.

Hay que recordar que la denuncia contra Luis Paz surgió luego de que el juez residual Pablo Pullen Llermanos, tras suspender una audiencia testimonial en el marco de la causa de encubrimiento que tiene como imputada a Milagro Sala, estuviera alrededor de 7 horas en su despacho con la testigo que lo denunció, sin la presencia de los abogados defensores de la dirigente social ni los del otro imputado.

Es necesario recordar que Pullen Llermanos fue denunciado por los abogados de Milagro Sala al Superior Tribunal de Justicia por las irregularidades cometidas. Entre ellas, por ejercer presión sobre la hija de Paes, obligándola a declarar a pesar que el artículo 256 de la ley 3584 establece que no pueden ser llamados como testigos los descendientes de los procesados.

Por último, Luis Paz negó haber formulado los dichos adjudicados por Paes. La denunciante dijo que antes de ingresar a la audiencia en cuestión el abogado de Milagro Sala le habría mostrado un escrito y le había dicho “ojo que acá está la Flaca”, hecho que además fue desmentido por el defensor de Jorge Rafael Paes. Además de no constituir lo manifestado por la denunciante una amenaza, el abogado de Milagro Sala negó haber formulado esos dichos y los testigos presentados acreditaron la versión de Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *